02 de Oct de 2020 277 Visitas

Nefróloga Patricia Herrera fue reconocida como una de las “100 Mujeres Líderes 2020”



La doctora fue destacada por su labor durante la pandemia.

Patricia Herrera, nefróloga del Hospital del Salvador e integrante del Comité de Diálisis y de la Fuerza de Trabajo Conjunto Anti Covid-19 (Futac-Renal) de la Sociedad Chilena de Nefrología, es una de las 20 ganadoras de la categoría Salud de las “100 Mujeres Líderes 2020” –premio entregado por “El Mercurio” y la organización “Mujeres Empresarias” desde el año 2001– por su ardua labor para minimizar los efectos de la pandemia en la unidad de diálisis.

La doctora Herrera coordinó los ajustes necesarios para reducir el riesgo de infección por Covid-19 en los pacientes dializados, quienes no pueden suspender su tratamiento y además, se vieron enfrentados a dificultades en el traslado a sus centros de diálisis y en el acceso a residencias sanitarias.

“Este reconocimiento es un honor para mí porque representa toda la fuerza laboral femenina que ha trabajado en forma incansable estos últimos seis meses en los centros de diálisis,”, expresó la doctora sobre el premio, que este año estuvo enfocado en visibilizar a 100 mujeres que representan el aporte femenino en el manejo de la crisis sanitaria por Covid-19.

“El principal aprendizaje de este tiempo ha sido la importancia del trabajo en equipo y no solo dentro de los centros de diálisis, sino que también el que ha desplegado la Sociedad Chilena de Nefrología para poder enfrentar, en forma conjunta a nivel nacional, esta pandemia”, manifestó la doctora Herrera.

La doctora también participó en la elaboración de recomendaciones, generadas a través de la Futac-Renal, para el tratamiento de pacientes en diálisis durante este periodo. Al respecto, Herrera recalca el rol que ha tenido la Sociedad durante la pandemia: “Creo que sin todas las recomendaciones que desarrollamos, poniéndonos al día cada vez que habían novedades, esta situación podría haber sido catastrófica”.

Además, agrega que “la Sociedad Chilena de Nefrología nos ha aportado con conocimiento, con implementos y también ha tenido un rol fundamental en articular la relación con las redes públicas. Gracias a la Sociedad logramos tener transporte y residencias sanitarias para los pacientes”.

En cuanto a los desafíos a futuro que deberán enfrentar los equipos de salud, la doctora Herrera destaca los cambios en la forma de trabajo que ha implicado la pandemia: “Esta nueva forma de trabajo –centrada en la colaboración, en la evitación de enfermedades infecciosas y de alto contagio– vino para quedarse y nos va a ayudar a enfrentar otras enfermedades”.

Buscador

 

Próximos Eventos