11 de Abril de 2010 4354 Visitas

La mitad de Directores de Hospital en España prefiere la diálisis peritoneal domiciliaria como tratamiento sustitutivo renal

casaJANO.es • 29 Marzo 2010

Una encuesta revela que la mayoría de profesionales considera que este tratamiento aporta mayor calidad de vida al paciente, es más sencilla y conlleva menos riesgos.

El 51% de los gerentes hospitalarios prefiere la Diálisis Peritoneal (DP) domiciliaria como tratamiento sustitutivo renal frente al 7% que prefiere la hemodiálisis (HD), según una encuesta realizada por el Grupo de Apoyo al Desarrollo de la Diálisis Peritoneal en España (GADDPE) y la Fundación Renal ALCER. De aquellos que prefieren la DP domiciliaria, el 52% argumenta su opinión en el ahorro de costes que implica esta técnica y el 44%, en la mejora de la calidad de vida del paciente. Así, el 89% de encuestados cree que la DP domiciliaria es la técnica que aporta mayor calidad de vida al paciente, el 86% considera que es la más sencilla y el 47% que es la que tiene menor riesgo y es más moderna. Además, la práctica totalidad (93%) de los gerentes entrevistados afirma que la HD es la técnica que conlleva más costes económicos y justifican su opinión en base al número de personas que necesariamente deben estar dedicadas a la prestación y seguimiento del tratamiento. Cuando se les preguntó acerca de las barreras existentes para lograr una mayor implantación de la DP domiciliaria en su hospital, el 43% de los gerentes expresó que la mayor dificultad obedece a la organización. La DP es una modalidad de tratamiento domiciliaria utilizada en pacientes con insuficiencia renal crónica, donde la eliminación de sustancias tóxicas se realiza a través de la membrana peritoneal, y se puede realizar de forma manual o automatizada, durante la noche, mientras se duerme. El paciente solo acude al hospital para revisión cada uno o dos meses. Esto facilita al paciente continuar con su vida laboral y personal activa y le proporciona mayor libertad e intimidad en sus tratamientos. La DP domiciliaria, según la opinión de la mayoría de los nefrólogos, es la mejor modalidad de inicio de diálisis. Además, es el mejor tratamiento para los pacientes que esperan un trasplante renal. “Al realizarse de manera continua, es la que más se acerca al normal funcionamiento de los riñones, es muy fisiológica y tiene muy buena tolerancia”, afirma el doctor José Antonio Sánchez Tomero, jefe de Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de La Princesa de la Comunidad de Madrid. Actualmente, en España hay unas 46.000 personas que necesitan tratamiento renal sustitutivo. Sin embargo, sólo el 5% se beneficia de la DP domiciliaria, uno de los porcentajes más bajos de Europa. Por otra parte, “el coste anual medio por paciente con enfermedad renal crónica (IRC) en tratamiento renal sustitutivo es de 47.000 euros en HD y 32.000 en DP domiciliaria, es decir, la HD es un 44% más costosa que la DP”, recuerda el doctor José Portolés, miembro de la directiva de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), presidente de la Sociedad Madrileña de Nefrología y jefe de Servicio de Nefrología de la Fundación Hospital de Alcorcón de la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, el Sistema Nacional de Salud podría obtener un ahorro de hasta 70 millones de euros al año si se incrementara hasta un 30% el número de pacientes que inicien su tratamiento sustitutivo renal con DP domiciliaria. En el estudio se realizaron 45 entrevistas a gerentes de centros hospitalarios de toda España, siguiendo una muestra aleatoria representativa de las comunidades autónomas. La encuesta completa se encuentra publicada en el libro La diálisis peritoneal en la planificación integral del tratamiento sustitutivo renal, disponible en la página web de ALCER

 

 

Buscador

 

Próximos Eventos