04 de Diciembre de 2015 289 Visitas

“Mejorando los resultados en Diálisis Peritoneal”

Cerca de mil pacientes se encuentran realizando diálisis peritoneal en Chile, modalidad de diálisis que se puede realizar desde la casa, cada noche. Es por esta razón, y por la falta de conocimiento que existe no sólo por parte de los pacientes, sino también por parte de los mismos nefrólogos a nivel mundial, que en el marco del Congreso Conjunto de Nefrología e Hipertensión se trató este tema profundamente con grandes invitados internacionales.

El doctor José Divino, quien se graduó de la escuela Baiana de Medicina de Salud Publica en Salvador, Brasil y está certificado como nefrólogo en Brasil y Suecia, dictó la charla “APD estamos aprovechando todos sus beneficios y capacidad en la Práctica diaria”, en ella se refirió a la importancia y necesidad que existe hoy en el mundo de aprender más acerca de esta terapia de sustitución renal mencionando que "gran parte de nosotros los médicos, no tenemos conocimiento en profundidad de las posibilidades que la diálisis peritoneal para que se individualice la terapia en cada paciente; esta terapia necesita de más conocimiento por parte de los equipos médicos, más acción por parte de los mismos. Necesitamos aprender más sobre esto e intercambiar experiencias."

Por su parte, el doctor Mauricio Uribe, médico expositor de la charla  "Complicaciones Infecciosas en la Diálisis Peritoneal: ¿En que nos estamos equivocando?" señaló que "me parece que hoy se han tratado los puntos críticos de la diálisis peritoneal, van a ser de mucho valor para lograr incrementar por parte de los nefrólogos chilenos la terapia ".

Así mismo, respecto a las razones de por qué esta terapia tiene tan poca prescripciones en Chile y el mundo, el doctor mencionó que "actualmente, no es la primera opción porque los médicos no la conocen, no han recibido el entrenamiento suficiente, y no han visto la realidad actual de lo que se ha publicado acerca de esta práctica. Para algunos médicos se ha considerado que la peritonitis es una razón inherente a la terapia y no prescriben por el miedo a ésta. El problema no es la diálisis peritoneal, es el entrenamiento de los equipos que dan entrenamiento a los pacientes; los estrictos seguimientos a los pacientes no se hacen como se deben hacer. Mientras a un paciente de hemodiálisis lo vemos 3 veces por semana a un paciente de peritoneo lo vemos cada 2 o 3 meses y empezamos a tener problemas con ellos; esos son los reales problemas, no la terapia. Creo que necesitamos mayor presencia de los profesionales de la nefrología frente a los pacientes ya que dejamos mucho en manos de las enfermeras".