04 de Abril de 2010 4414 Visitas

¿Qué es la Diálisis peritoneal?

La diálisis peritoneal es otro procedimiento que sustituye la función de los riñones La diálisis peritoneal es otro procedimiento que sustituye la función de los riñones. Mediante este sistema se elimina el exceso de agua y las sustancias tóxicas del organismo aprovechando la membrana peritoneal para filtrar la sangre. La membrana peritoneal recubre el interior del abdomen.

Cómo funciona

Se introduce en el abdomen una solución purificadora para diálisis mediante un tubo especial. A continuación, el exceso de líquido, los desechos y las sustancias químicas pasan de los diminutos vasos presentes en la membrana peritoneal a la solución para diálisis. Al cabo de unas horas, se drena la solución para diálisis del abdomen eliminándose así los desechos de la sangre. Posteriormente, se vuelve a llenar el abdomen con solución para diálisis fresca y se repite el proceso de depuración.

Preparación

Antes de aplicar este método, es necesario que el médico inserte en el abdomen del paciente un catéter que permita la entrada y salida de la solución para diálisis de la cavidad abdominal. Este catéter se lleva de forma permanente.

Tipos de diálisis peritoneal

Existen dos tipos de diálisis peritoneal: Diálisis peritoneal Continua Ambulatoria (DPCA): La DPCA es la forma más común de diálisis peritonal. Este sistema no requiere de una máquina y la sangre es depurada de forma constante. La solución para diálisis que va contenida en una bolsa se introduce en el abdomen mediante el catéter. Se cierra el catéter y la solución permanece en el abdomen. Al cabo de 4 a 6 horas, se drena la solución de regreso a la bolsa y por el mismo catéter se vuelve a llenar el abdomen con una solución fresca, empezando nuevamente el proceso de depuración. Esta operación suele repetirse unas cuatro veces al día. Mientras la solución está dentro del cuerpo, se puede plegar la bolsa vacía y ocultarla bajo la ropa o en un bolsillo. Diálisis peritoneal automatizada (DPA): La DPA es parecida a la DPCA, excepto que se conecta el catéter a una máquina que llena y drena la solución para diálisis de forma automática. Este proceso se realiza de noche, mientras el paciente duerme, por lo que suele durar entre 10 y 12 horas.

Posibles complicaciones

La principal complicación de la diálisis peritoneal es la peritonitis, es decir, la infección de la membrana peritoneal o peritoneo secundaria a la infección del orificio por el cual el catéter entre en el organismo. La peritonitis es una complicación grave, por lo que ante la presencia de signos de infección como enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor del catéter, fiebre, dolor abdominal o el hecho de que el dializado se vuelva turbio, hay que avisar al médico nefrólogo de forma urgente. Para evitar la peritonitis es imprescindible seguir de forma estricta todos los pasos de la diálisis peritoneal.

Dieta

El paciente sometido a diálisis peritoneal debe seguir una dieta algo distinta a la del paciente bajo hemodiálisis. Esta dieta se caracteriza por:

Permitir ingerir más sal y líquidos. Permitir ingerir más proteínas. No ser tan restrictiva en la ingesta de potasio. Ser más restrictiva en el consumo de calorías, pues el azúcar contenido en la solución para diálisis puede provocar aumento de peso.

 

Buscador