03 de Abril de 2010 3227 Visitas

Cambio en el plan AUGE beneficiará a más de 4.000 enfermos de insuficiencia renal crónica.

Para 2010 se espera que se incorporen al nuevo método unas 1.400 personas:

La publicación en el Diario Oficial de las nuevas normas técnicas que rigen al plan AUGE trae un cambio importante para las personas con insuficiencia renal crónica, quienes ahora podrán optar a un tratamiento alternativo a la hemodiálisis que se realizan tres veces a la semana. Se trata de la peritoneodiálisis, la que puede realizarse el propio paciente por la noche en su casa, con lo que se termina la dependencia de los enfermos con los centros de diálisis y les permite sobrellevar una vida más normal, ya que pueden trabajar, estudiar o hacer actividades que se ven interrumpidas por la frecuencia con que deben asistir a realizarse la hemodiálisis. El tratamiento en sí es similar.

Por medio de un catéter en la zona abdominal -la que va conectada a una membrana que recubre las vísceras, llamada peritoneo- el paciente acopla una máquina que realiza el mismo proceso que hace el tratamiento por hemodiálisis, limpiando la sangre del paciente, en un ejercicio que debe realizarse también tres veces a la semana. La diferencia radica en que la máquina para la peritoneodiálisis es de fácil operación y se entrega en comodato a los pacientes, quienes pueden efectuar el procedimiento de noche, lo que no perturba sus actividades diarias. Hasta ahora sólo podían recibir este tratamiento personas que vivían en zonas rurales aisladas, por lo que el impacto sobre el total de insuficientes renales era marginal, pese a que en el mundo es un método que se utiliza en forma paralela a la hemodiálisis, que es el tratamiento más extendido en Chile.

Se espera que accedan a este tipo de tratamiento durante 2010 alrededor del 10% del total de personas que requieren diálisis (unas 1.400), y que en los años sucesivos se incremente esa cifra hasta llegar al 30% del total de dializados, que actualmente suman 14.000 personas. Por ello es que se espera que el cambio beneficie a unos 4.200 pacientes que cumplan con las condiciones clínicas para poder realizar el tratamiento en su casa. Para implementar esta medida, el Minsal abrirá ocho centros de peritoneodiálisis en el país, que se sumarán a los cuatro ya existentes. El Minsal, además, está en pleno proceso de revisión de las guías clínicas de cada una de las 56 enfermedades del AUGE, para incorporar nuevos medicamentos y disminuir los plazos de atención, como una forma de actualización del plan con garantías explícitas. 14.000 es la cifra de personas que actualmente se dializan en Chile. 4.200 pacientes podrán beneficiarse con este nuevo método de diálisis.

Fuente: El Mercurio

 

Buscador

 

Próximos Eventos