03 de Abril de 2010 2429 Visitas

Un ingrediente de la cerveza contra el cáncer de próstata

beerSe trata del xantohumol, un flavonoide que se encuentra en el lúpulo, y que ha mostrado frenar el desarrollo de tumores prostáticos en modelos animales.

Un ingrediente de la cerveza podría algún día ayudar a mantener a raya el cáncer de próstata, según sugieren nuevos experimentos en animales. El compuesto en cuestión, xantohumol, que se encuentra en el lúpulo, el elemento que da el sabor amargo a la cerveza y que también bloquea la testosterona, juega un papel en el desarrollo del cáncer de próstata. “Esperamos poder demostrar algún día que el xantohumol evita el desarrollo del cáncer de próstata, primero en modelos de animales y luego en humanos, pero aún estamos en el principio”, comenta la investigadora principal Clarissa Gerhauser, líder del grupo de quimioprevención del cáncer de la división de epigenómica y factores de riesgo del cáncer del Centro Alemán de Investigación Oncológica de Heidelberg. Los hallazgos se han expuesto durante la reunión de la American Association for Cancer Research en Houston (Estados Unidos). El xantohumol es un flavonoide, que se encuentra en muchas plantas, frutas, verduras y especias. Estudios sobre el xantohumol han encontrado que bloquea el estrógeno al adherirse a su receptor, lo que podría conducir a la prevención del cáncer de mama, señalan los investigadores. Se sabe que los receptores del estrógeno y de la testosterona reaccionan de forma similar.

Para este estudio, el equipo de Gerhauser empezó con células cancerígenas dependientes de hormonas y las estimularon con testosterona, lo que condujo a una secreción masiva del antígeno específico de la próstata (PSA). “Cuando tratamos las células en conjunto con testosterona y xantohumol, se inhibió la secreción de PSA, y esto dependió de la dosis de xantohumol”, señaló Gerhauser.

En experimentos adicionales, los investigadores encontraron que el xantohumol se adhería al receptor, lo que evitaba que produjera PSA. Observaron encontraron que cuando se inyectaban xantohumol y testosterona a roedores castrados, el xantohumol bloqueaba el efecto de la testosterona sobre la próstata, lo que podría conducir potencialmente a la prevención del cáncer prostático. “Aunque el peso de la próstata no varió, el xantohumol sí redujo los efectos de la señalización hormonal, como la expresión génica, medidos en el tejido de la próstata”, explicó. Los autores apuntan que “al igual que para muchos otros hallazgos, aún es demasiado pronto. Mostrar que algo que funciona en un tubo de ensayo y que puede tener un impacto sobre la próstata de roedores aún está lejos de demostrar cualquier tipo de viabilidad en humanos”. Beber muchas cervezas para reducir el riesgo de cáncer próstatico “no es una de las cosas que recomendaríamos”, concluyen.

Fuente: Jano.es