03 de Abril de 2010 4388 Visitas

Mal cumplimiento farmacológicio de pacientes en diálisis

Según los especialistas, es habitual que enfermos de edad avanzada acaben cansándose de tomar su medicación o "pierdan la fe en sus resultados" Los pacientes con enfermedad renal que están en un programa de hemodiálisis tan sólo cumplen con un 50% del tratamiento farmacológico que necesitan, según explicó el jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Infanta Leonor de

Madrid, Dr. Rafael Pérez García, con motivo de la presentación del 'Manual de Hemodiálisis en Enfermería'. En estos casos, el paciente suele ser ya de avanzada edad (generalmente cerca de 70 años) y por ello se acaba cansando de tomar su medicación o "no tiene fe en sus resultados", de ahí que los profesionales de enfermería deban supervisar la adherencia a los fármacos, la dieta o el control de otros trastornos asociados como la anemia.

El tratamiento farmacológico para estos pacientes suele estar compuesto de una media de siete pastillas diarias, lo que favorece que los pacientes "se cansen o incluso se olviden". Pero además, en estos pacientes la dieta tiene un papel clave, por lo que la supervisión de la misma puede ayudarles a mantener una mejor calidad de vida. Prueba de ello es el número de enfermeros por pacientes que hay en pacientes con hemodiálisis, en torno a una enfermera para cada 4-5 pacientes, mientras que en el caso de los nefrólogos se adjudica uno para 50-60 enfermos. Asimismo, en estos pacientes también hay un elevado riesgo cardiovascular (el 20% de los enfermos que son hipertensos tienen insuficiencia renal), ya que el mal funcionamiento del riñón suele ser el primer síntoma de que hay una afectación vascular importante, explicó el miembro del servicio de Nefrología del Hospital Gómez Ulla de Madrid, Dr. Emilio González Parra.

De hecho, muchos pacientes con insuficiencia renal avanzada no llegan a diálisis porque sufren un evento cardiovascular y fallecen. Por su parte, el miembro del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario San Carlos de Madrid, Dr. José Antonio Herrero Calvo, destacó la anemia como otro factor de riesgo de padecer un infarto o un evento cardiovascular, que se produce por el mismo deterioro del riñón al dejar de producir eritropoyetina. Sin embargo, aseguró que con los tratamientos disponibles en el mercado se consigue mantener los niveles de hemoglobina en los parámetros deseados, de modo que la anemia detectada y tratada precozmente deja de ser un problema.

Fuente: jano.es

Buscador