12 de Abril de 2013 740 Visitas

Estudio CANDY

El estudio cáncer y diálisis (CANDY), evaluó retrospectivamente los patrones de tratamiento y los resultados clínicos en pacientes sometidos a diálisis crónica que posteriormente desarrollaron cáncer, mostró que la quimioterapia, en muchos casos se omitió o se detuvo antes de tiempo, o no se prescribe a menudo adecuadamente, y la supervivencia de esta cohorte era francamente menor. Este estudio pone de relieve los desafíos que enfrentan los oncólogos que tratan a pacientes con cáncer sometidos a diálisis crónica.

El número de pacientes con cáncer sometidos a diálisis está aumentando. Hay una falta de datos sobre la farmacocinética de los agentes de quimioterapia que muchos pueden utilizar en pacientes con nefropatía crónica y enfermedad renal terminal. En este estudio, multicentrico más de 170 pacientes se evaluaron desde el inicio de la diálisis hasta que se diagnostico cáncer. Las neoplasias más frecuentes fueron las genitourinarios, seguidas por neoplasias hematológicas. Cerca del 30% recibieron tratamiento contra el cáncer. Entre los pacientes que recibieron terapia contra el cáncer, 72% recibieron al menos un medicamento que requiere un ajuste de la dosis, y 82% recibieron al menos un medicamento que necesita ser administrado después de la diálisis para evitar su eliminación.

Los problemas encontrados estaban en relación a la falta de datos para la administración de la quimioterapia y las drogas que pueden ser usadas en estos pacientes. La mayoría de los datos provienen de estudios casos y controles. Los autores concluyeron que es aconsejable utilizar fármacos apropiados para los que existen claras recomendaciones de ajuste de dosis (cuando sea posible). Hay una gran necesidad de estudios para evaluar las características de la quimioterapia en muchos pacientes de diálisis.